Crisis del mar Rojo

From Wikipedia-Spanish, the free encyclopedia.
(Redirigido desde «Crisis del mar Rojo de 2023-2024»)

La crisis del mar Rojo es una crisis en curso que comenzó el 19 de octubre de 2023, cuando los hutíes de Yemen iniciaron una serie de ataques dirigidos al sur de Israel y a las embarcaciones en el mar Rojo y afirmaron que estaban vinculados a Israel.

Crisis del Mar Rojo
Parte de Guerra Israel-Gaza (2023-presente), la Guerra civil yemení y la Nueva Guerra Fría

Ataques hutíes contra barcos comerciales en el estrecho de Bab-el-Mandeb
Fecha 19 de octubre de 2023-actualidad
Lugar Oriente Medio, Yemen, mar Rojo, Golfo de Adén, Israel, Bab el-Mandeb y mar Arábigo
Resultado

En curso

Beligerantes
IsraelBandera de Israel Israel

Guardián de la Prosperidad:


Arabia SauditaBandera de Arabia Saudita Arabia Saudita
Bandera de Francia Francia
Italia Italia
Bandera de la India India
Bandera de Yemen Consejo Político Supremo
Apoyado por:
IránBandera de Irán Irán
Corea del NorteBandera de Corea del Norte Corea del Norte
Comandantes
Bandera de Israel Benjamin Netanyahu
Bandera de Israel Benny Gantz
Bandera de Israel Yoav Gallant
Bandera de Israel Herzi Halevi
Bandera de Estados Unidos Joe Biden
Bandera de Estados Unidos Lloyd Austin
Bandera del Reino Unido Rishi Sunak
Bandera de Francia Emmanuel Macron
Bandera de Italia Giorgia Meloni
Bandera de la India Droupadi Murmu
Bandera de la India Narendra Modi
Bandera de Sri Lanka Ranil Wickremesinghe
Crisis del mar Rojo - TIC MAKERS Abdul-Malik al-Houthi
Crisis del mar Rojo - TIC MAKERS Mohamed al-Atifi
Crisis del mar Rojo - TIC MAKERS Mahdi al-Mashat
Crisis del mar Rojo - TIC MAKERS Abdel-Aziz bin Habtour
Bajas
2 General Atomics MQ-9 Reaper destruidos
2 Navy Seals muertos
15 muertos

Durante la guerra entre Israel y Hamás de 2023, los hutíes de Yemen, aliados con el grupo militante de Hamás, lanzaron distintos ataques contra Israel y emplearon misiles y vehículos aéreos no tripulados, algunos de los cuales fueron interceptados por las Fuerzas de Defensa de Israel sobre el mar Rojo utilizando el sistema de defensa antimisiles Arrow, y otro misil fue interceptado en el espacio, lo que lo convierte en el primer caso de guerra espacial en la historia, según funcionarios israelíes. Otros no alcanzaron sus objetivos o fueron interceptados por otras armadas como la Armada de los Estados Unidos, la Armada Francesa y la Fuerza Aérea Israelí.

También han disparado misiles contra buques mercantes de varios países en el mar Rojo y el golfo de Adén frente a las costas de Yemen, en el estrecho de Bab-el-Mandeb, una pieza fundamental de la economía global, precipitando la Operación Guardián de la Prosperidad liderada por Estados Unidos en diciembre de 2023.

El portavoz militar de los hutíes, Yahya Sarea, anunció que cualquier barco con destino a Israel será un «objetivo legítimo» y que no se detendrían hasta que finalice el bloqueo a la Franja de Gaza y que fuera abastecida de alimentos y medicinas.

Antecedentes

 
Áreas controladas por los Hutíes en verde.

Los hutíes son una organización militante chiita que controla el norte de Yemen y cuenta con el apoyo y financiación del gobierno de Irán;​ supuestamente sirve como representante de Irán en guerras regionales con en la actual guerra civil que sufre Yemen desde 2014.​ En agosto de 2018, un documento de las Naciones Unidas reveló que el movimiento también cuenta con el apoyo y la financiación de los gobiernos de Corea del Norte y Siria, tras una reunión entre un miembro hutí y un funcionario del gobierno norcoreano.​ El lema del movimiento hutí es «Al·lahu-àkbar, muerte a Estados Unidos, muerte a Israel, maldición a los judíos, victoria al Islam».

Tras el estallido de la guerra entre Israel y Gaza el 7 de octubre de 2023, los grupos militantes apoyados por Irán en todo el Oriente Próximo, incluidos los hutíes, expresaron su apoyo a los grupos palestinos y amenazaron con atacar militarmente a Israel y el líder de hutíes, Abdul-Malik al-Houthi, advirtió a Estados Unidos que no interviniese y amenazó con represalias con drones y misiles.

Armas utilizadas

Las armas utilizadas por los hutíes provienen principalmente de Irán.​ Se sabe que utilizan misiles de superficie, cohetes de artillería y vehículos aéreos no tripulados (UAV),​ y tienen varios misiles y vehículos aéreos no tripulados capaces de llegar a Israel desde Yemen:

  • Misiles de crucero: de la familia iraní Soumar, con un alcance de ataque de aproximadamente 2000 km.
  • Misil Quds-2 – supuestamente con un alcance de 1350 km, pero hecho para atacar a Israel.
  • Samad-3 y Samad-4: vehículos municiones merodeadoras con alcance de unos 1800 km.
  • Drones Wa'id: similares al Shahed 136 de Irán, municiones merodeadoras con un alcance de 2500 km.

Cronología

Octubre de 2023

El 19 de octubre de 2023, unos funcionarios estadounidenses dijeron que el destructor USS Carney de la Armada de los Estados Unidos, derribó tres misiles de crucero de ataque terrestre y varios drones que se dirigían hacia Israel lanzados por los hutíes desde Yemen. Esta fue la primera acción del ejército estadounidense para defender a Israel desde el estallido de la guerra con Hamás.​ Más tarde se informó que el barco derribó cuatro misiles de crucero y 15 drones.​ Según los informes, Arabia Saudita interceptó otro misil lanzado por los rebeldes hutíes.

El 31 de octubre se activó una alerta en Eilat, el kibutz de Eilot y la zona del parque industrial de Shahorit por la penetración de aviones enemigos desde el mar Rojo. El avión fue interceptado con éxito sobre el mar Rojo. El sistema Arrow interceptó otro misil balístico y la Fuerza Aérea interceptó varios misiles de crucero disparados desde el mar Rojo hacia la ciudad de Eilat. Los hutíes asumieron la responsabilidad de los lanzamientos.​ Un misil de crucero fue derribado por un avión F-35i Adir.​ El derribo del misil por parte del Arrow marca la primera vez que se utiliza en la guerra entre Israel y Hamás.​ Según funcionarios israelíes, la interceptación se produjo sobre la atmósfera de la Tierra, sobre el desierto de Néguev.

Noviembre de 2023

El 1 de noviembre a las 0:45, las Fuerzas de Defensa de Israel interceptaron una amenaza aérea disparada desde Yemen e identificada al sur de Eilat.​ Un dron estadounidense MQ-9 Reaper fue derribado frente a la costa de Yemen por las defensas aéreas hutíes el 8 de noviembre; El Pentágono dijo anteriormente que drones MQ-9 volaban sobre Gaza en una función de recopilación de inteligencia para ayudar en los esfuerzos de recuperación de rehenes.​ El 9 de noviembre, los hutíes dispararon un misil hacia la ciudad de Eilat.​ El misil fue interceptado por un misil «Arrow 3», marcando la primera vez que se utilizó en una interceptación.

El 14 de noviembre, los hutíes dispararon numerosos misiles, uno de los cuales apuntaban nuevamente hacia la ciudad de Eilat. El misil fue interceptado por un misil Arrow, según funcionarios israelíes.​ Al día siguiente, funcionarios estadounidenses dijeron que el destructor USS Thomas Hudner derribó un dron, disparado desde Yemen, que se dirigía hacia allí.​ El 22 de noviembre, los hutíes dispararon un misil de crucero dirigido hacia la ciudad de Eilat. Los funcionarios israelíes dijeron que el misil fue derribado con éxito por un F-35.​ El 23 de noviembre de 2023, funcionarios estadounidenses dijeron que el destructor USS Thomas Hudner había derribado varios drones de ataque lanzados desde Yemen.

El 29 de noviembre de 2023, funcionarios estadounidenses dijeron que el destructor USS Carney derribó un dron hutí KAS-04 cuando el destructor se acercaba al estrecho de Bab-el-Mandeb.​ El 30 de noviembre de 2023, los medios saudíes informaron que un ataque aéreo israelí provocó una explosión en un depósito de armas hutíes en Saná, la capital de Yemen. Los funcionarios hutíes negaron el informe y afirmaron que en su lugar fue atacada una gasolinera. Un miembro del buró político de los hutíes, Hezam al-Asad, afirmó que la explosión fue provocada por los restos de una bomba de la guerra civil yemení.

Diciembre de 2023

El 6 de diciembre de 2023, el movimiento hutí lanzó varios misiles balísticos contra puestos militares israelíes en Eilat. El mismo día, el destructor USS Mason derribó un dron lanzado desde Yemen. No había indicaciones claras sobre cuál era su objetivo.

El 10 de diciembre de 2023, la fragata Languedoc de la Armada francesa, que operaba en el mar Rojo, interceptó dos drones lanzados desde Al Hudayda, un puerto controlado por los hutíes.​ Según se informa, la Marina de los Estados Unidos. derribó 14 drones el 16 de diciembre de 2023,​ mientras que las Fuerzas de Defensa Aérea de Egipto interceptaron un objeto que volaba cerca de Dahab.

El 18 de diciembre de 2023, la Armada de la India estacionó el destructor INS Kolkata en el golfo de Adén para garantizar la seguridad marítima. El destructor INS Kochi ya estaba desplegado en la región para contrarrestar a los piratas somalíes, aunque el Gobierno de la India guarda silencio sobre su implicación en la Operación Guardián de la Prosperidad.

El 26 de diciembre de 2023, los hutíes dijeron que habían llevado a cabo ataques con aviones no tripulados contra Eilat y otras partes de Israel.​ Estados Unidos derribó 12 drones y cinco misiles disparados por ellos, y las FDI dijeron que también derribaron un proyectil lanzado desde Yemen, dirigido a Israel, sobre el mar Rojo, frente a la costa de la península del Sinaí.

Enero de 2024

El 1 de enero de 2024, el destructor iraní Alborz entró en el mar Rojo a través del estrecho de Bab el-Mandab en lo que el Ejército de la República Islámica considera una maniobra rutinaria de protección. El despliegue del destructor tiene lugar tras un encuentro entre el presidente del Consejo de Seguridad de Irán, el vicealmirante Alí Ajbar Ahmadian, con el portavoz hutí Mohamed Abdel Salam para «estudiar temas de interés común y de seguridad».

El 2 de enero, la naviera Maersk anunció que sus barcos evitarían el Mar Rojo y el Golfo de Adén después de que otro de sus barcos, el Maersk Hangzhou, hubiese recibido el impacto de un misil hutí el 30 de diciembre y hubiese sido atacado por combatientes hutíes en lanchas rápidas al día siguiente.​ El 5 de enero, la crisis del comercio ocasionada por los ataques hutíes en el Mar Rojo había provocado que 18 navieras redirigiesen sus rutas por Sudáfrica, lo que a su vez supuso que casi se triplicase el precio de los fletes y que el tráfico marítimo por el Canal de Suez se redujese en un 25%.​ Ese mismo día, la marina india rescató a la tripulación del MV Lila Norfolk después de que un grupo de hombres armados lo abordaran en el mar Arábigo.

El 4 de enero de 2024, pocas horas después de la advertencia, los hutíes lanzaron un buque de superficie no tripulado (USV) hacia buques comerciales y de la Marina de los EE. UU.

El 7 de enero los hutíes declararon que los ataques de represalia contra la Armada estadounidense continuarían a menos que Estados Unidos entregara a los militares de la Armada que mataron a los 10 tripulantes del barco de ataque hutí del 30 de diciembre, para que fueran juzgados en Yemen.

El 10 de enero, los hutíes iniciaron un ataque a gran escala contra el USS Dwight D. Eisenhower, el SS Gravely, el USS Laboon, el USS Mason y el HMS Diamond, en el que se lanzaron al menos 21 drones y misiles.

El 12 de enero, se desplegaron aviones de combate estadounidenses que portaban bombas guiadas de precisión desde bases en la región y desde el portaaviones USS Dwight D. Eisenhower. Los barcos de superficie y el submarino USS Florida lanzaron misiles de crucero BGM-109 Tomahawk. La BBC informó que cuatro aviones Eurofighter Typhoon de la Real Fuerza Aérea británica desplegados desde la base aérea RAF Akrotiri, en el sur de Chipre, participaron en el ataque. La Central de las Fuerzas Aéreas de EE. UU. anunció que las fuerzas estadounidenses y británicas con el apoyo «no operativo» de Australia, Baréin, Canadá y Países Bajos habían utilizado más de 100 bombas y misiles para atacar más de 60 objetivos en 16 lugares.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido anunció que había atacado dos sitios. El primer sitio, ubicado en Bani, en el noroeste de Yemen, se utilizó para lanzar drones de reconocimiento y ataque. El segundo sitio fue el aeródromo de Abbs, que, según el Ministerio de Defensa, se había utilizado para lanzar misiles de crucero y drones sobre el Mar Rojo.

Se informó de explosiones en Saná, Al Hudayda y Dhamar. Los objetivos incluían centros logísticos, sistemas de defensa aérea y sitios de almacenamiento de armas. Según un canal de noticias dirigido por los hutíes, el aeropuerto Internacional de Hodeida, el aeropuerto Internacional de Taiz, la base aérea de al-Dailami al norte de Saná, un aeropuerto cerca de Hajjah y un campamento al este de Sa'dah fueron atacados.

El 15 de enero, un misil lanzado «desde zonas de Yemen que están controladas por la insurgencia» alcanzó un buque estadounidense mientras navegaba por el golfo de Adén a unas 95 millas náuticas al sureste de la ciudad de Adén, el buque no habría sufrido daños de gravedad, ni heridos y continuó su viaje.​ Al día siguiente, a las 4:15 a. m. hora local, Estados Unidos llevó a cabo nuevos ataques aéreos contra Yemen, cuyo objetivo eran cuatro misiles antibuques que supuestamente los hutíes estaban preparando para atacar a barcos en la región.​ El 16 de enero de 2024, Estados Unidos anunció que había capturado un buque con armas convencionales iraníes destinadas a los hutíes.​ Ese mismo día, el gobierno griego confirmó que un misil lanzado por los hutíes había impactado en el carguero MT Zografia, con destino a Israel.​ Al día siguiente, Un buque con bandera de las Islas Marshall fue alcanzado por un dron, cuando navegaba por el golfo de Adén a 66 millas al sureste de Adén. Según informó el portavoz de los hutíes, Yahya Sari, sus fuerzas han llevado a cabo un ataque «preciso y directo» con varios misiles contra el granelero 'Genco Picardy'.

El jueves 18 de enero, de madrugada, Estados Unidos llevó a cabo un nuevo ataque (el cuarto desde el inicio de la crisis) contra catorce instalaciones de lanzamiento de misiles en territorio yemení que estaban cargados para ser disparados.​ Por su parte los Hutíes han garantizado que no atacará barcos mercantes de China o de Rusia durante sus operaciones en el mar Rojo ya que el objetivo principal de sus ataques es el de «incrementar el coste de la guerra para Israel» y que detenga así «la carnicería que está perpetrando en la Franja de Gaza».​ El 21 de enero, Yad Sarah, una de las principales ONGs israelíes dedicadas al ámbito de la sanidad, declaró: «los ataques de los rebeldes hutíes en el Mar Rojo suponen un retraso vital de suministros críticos para el número de víctimas sin precedentes de la guerra en Israel».​ El 22 de enero, Estados Unidos informó de sus primeras dos bajas en la operación; en concreto, se trató de dos Navy Seals que murieron durante la captura de un barco que transportaba armas destinadas a los hutíes.

El 24 de enero, los huties lanzaron tres misiles antibuque contra dos buques de bandera estadounidense, el 'Maersk Detroit' y el 'Maersk Chesapeake', que estaban siendo escoltados por la Marina de Estados Unidos, mientras navegaban en dirección norte en la zona de Bab el-Mandeb. Uno de los misiles explotó a unos cien metros del lado de estribor del Maersk Detroit y los otros dos fueron derribados por el USS Gravely. Los dos barcos se vieron obligados a retirarse y regresar al Golfo de Adén.

El 26 de enero, la Agencia de Operaciones de Comercio Marítimo del Reino Unido informó de que el petrolero británico Marlin Luanda se encontraba en llamas al sudeste de Adén como resultado del impacto de un misil lanzado por los hutíes. Los insurgentes yemeníes aseguraron que el barco viajaba a Israel con combustible para aviones de combate.​ En un segundo incidente, un buque mercante fue también atacado por un misil y se declaró un incendio a bordo.

El 29 de enero, la fragata danesa HDMS Iver Huitfeldt partió de la base naval de Kosor hacia el Mar Rojo para ayudar a la coalición liderada por Estados Unidos a salvaguardar el tráfico comercial contra los ataques hutíes.

Febrero de 2024

El 2 de febrero, los hutíes afirmaron que habían disparado un misil balístico hacia Eilat. Las FDI también dijeron que el sistema de defensa Arrow interceptó un misil sobre el Mar Rojo. ​el 3 de febrero, un día después de llevar a cabo ataques aéreos en Irak y Siria, Estados Unidos y el Reino Unido llevaron a cabo ataques contra 36 emplazamientos hutíes, que incluían instalaciones subterráneas, lugares de almacenamiento y operación de vehículos aéreos no tripulados, sistemas de misiles, radares y helicópteros en 13 lugares diferentes de Yemen controladas por los hutíes, en un intento de degradar sus capacidades. El funcionario hutí, Mohammed Al-Bukhaiti, declaró que "responderían a la escalada con la escalada" en respuesta a los bombardeos.

El 10 de febrero, los medios oficiales hutíes publicaron los nombres de 17 combatientes que murieron durante ataques conjuntos de Estados Unidos y Reino Unido. El anuncio se produjo después de los funerales públicos celebrados en Saná.

El 15 de febrero, el ejército estadounidense anunció que la Guardia Costera había incautado un buque procedente de Irán que se dirigía a Yemen, controlado por los hutíes, el 28 de enero. El Ejército de Estados Unidos dijo que el buque transportaba armas avanzadas y otra "ayuda letal". Tenía más de 200 paquetes que contenían componentes de misiles balísticos y drones navales, explosivos, equipos de comunicaciones y piezas de lanzadores de misiles antitanque.

Ataques al transporte marítimo en el mar Rojo y el océano Índico

El 19 de noviembre, los hutíes secuestraron el vehículo de transporte Galaxy Leader, con 25 personas a bordo.​ El transporte de vehículos vacío que se dirigía a la India fue abordado con un helicóptero Mil Mi-17.​ El incidente se produjo tras una declaración del portavoz hutí, Yahya Sarea, en el canal Telegram del grupo, declarando su intención de atacar barcos de propiedad de empresas israelíes, operados por ellas o que lleven bandera israelí.​ Según el propietario del barco, el barco fue trasladado al puerto yemení de Hudayda.​ Sarea también instó a los países a retirar a sus ciudadanos de las tripulaciones de dichos barcos. Anteriormente, el líder hutí Abdul-Malik al-Houthi había amenazado con nuevos ataques contra intereses israelíes, incluidos objetivos potenciales en el mar Rojo y el estrecho de Bab-el-Mandeb. Su discurso enfatizó la capacidad del grupo para monitorear y atacar barcos israelíes en estas regiones.

El 24 de noviembre de 2023, Irán presuntamente atacó el CMA CGM Symi, un buque portacontenedores con bandera de Malta en el océano Índico.​ Un avión de combate de las FDI derribó un dron sobre el mar Rojo.

El 26 de noviembre de 2023, el MV con bandera de Liberia Central Park, un petrolero gestionado por Zodiac Maritime, fue incautado frente a las costas de Yemen, en el golfo de Adén. Llevaba un cargamento completo de ácido fosfórico con 22 tripulantes, entre ellos ciudadanos rusos, vietnamitas, búlgaros, indios, georgianos y filipinos.​ El destructor USS Mason, junto con un país socio en la operación multilateral antipiratería CTF 151, llevó a cabo una operación de visita, abordaje, búsqueda e incautación (VBSS) que facilitó la liberación del Central Park y capturó a los secuestradores del barco tras su intento de fuga. El ejército estadounidense informó que en las primeras horas de la mañana del día siguiente, dos misiles balísticos fueron disparados en dirección a Mason y Central Park desde territorio hutí en Yemen y terminaron en el Golfo de Adén. El barco no resultó ileso.​ Los cinco secuestradores, todos presuntos piratas somalíes, fueron detenidos por la Marina estadounidense.

El 3 de diciembre de 2023, el destructor USS Carney de la clase Arleigh Burke de la Armada de los Estados Unidos, supuestamente derribó tres drones de ataque lanzados desde Yemen que se acercaban al barco. Después de derribar los drones, el barco respondió a una llamada de socorro de tres barcos comerciales en la zona (el Unity Explorer, el Number 9 y el Sophie II) que estaban siendo atacados por misiles balísticos lanzados desde Yemen.

Los hutíes se atribuyeron la responsabilidad de dos de los ataques. El portavoz militar hutí, general de brigada Yahya Sarea, afirmó que un buque mercante fue alcanzado por un misil y otro por un dron mientras se encontraban en el estrecho de Bab el-Mandeb, sin mencionar un buque de guerra.​ Una fuente del Pentágono dijo que los ataques a Carney no causaron heridos ni daños.

El 12 de diciembre de 2023, los hutíes lanzaron un ataque con misiles de crucero antibuque contra el buque comercial noruego Strinda, un petrolero y quimiquero operado por la compañía J. Ludwig Mowinckels Rederi, mientras se encontraba cerca de Bab-el-Mandeb. El Strinda se dirigía de Malasia a Italia (a través del Canal de Suez). El ataque provocó un incendio a bordo del barco; ningún miembro de la tripulación resultó herido.​ El barco transportaba un cargamento de aceite de palma. El Ministerio de las Fuerzas Armadas francesas y el Departamento de Defensa de los Estados Unidos informaron que el Languedoc derribó un dron que apuntaba al Strinda, y el USS Mason también prestó ayuda. El ataque hutí al Strinda fue una ampliación de su serie de ataques contra el transporte marítimo en el estrecho; Los hutíes comenzaron a atacar buques comerciales sin ningún vínculo discernible con Israel.

El 13 de diciembre de 2023, los rebeldes hutíes intentaron abordar el Ardmore Encounter, un petrolero comercial con bandera de las Islas Marshall procedente de Mangaluru, India y en ruta a Róterdam, Países Bajos o Gavle, Suecia, pero fracasaron, lo que provocó una llamada de socorro del barco. Luego atacaron al petrolero con misiles, que fallaron. El USS Mason respondió a la llamada de socorro del petrolero y derribó un UAV lanzado desde un área controlada por los hutíes. El Ardmore Encounter pudo continuar su viaje sin más incidentes.

El 14 de diciembre de 2023, un misil lanzado por los hutíes fue disparado contra el Maersk Gibraltar, aunque no alcanzó su objetivo.​ El 15 de diciembre de 2023, el portavoz hutí, Yahya Sarea, se atribuyó la responsabilidad de los ataques a dos buques con bandera liberiana identificados como MSC Alanya y MSC Palatium III. Los hutíes dispararon misiles navales contra los barcos porque alegaban que viajaban a Israel.

El 15 de diciembre, se informó que el Al-Jasrah, de bandera liberiana y propiedad de Hapag Lloyd, se incendió después de ser alcanzado por un proyectil lanzado por los hutíes mientras navegaba por el estrecho de Bab el-Mandeb.​ El 16 de diciembre de 2023, el destructor HMS Diamond de la Royal Navy derribó un dron sobre el Mar Rojo mientras apuntaba a un barco comercial.

El 18 de diciembre de 2023, los hutíes afirmaron haber lanzado ataques contra dos buques de carga en el Mar Rojo, cerca del puerto de Mocha, dijo que su tanque de agua resultó dañado en el ataque y negó que tuviera vínculos con Israel.

El 23 de diciembre de 2023, los hutíes dispararon dos misiles balísticos antibuque hacia el sur del Mar Rojo, pero ningún barco resultó alcanzado. El USS Laboon también derribó cuatro vehículos aéreos no tripulados que se dirigían hacia allí.

El 26 de diciembre de 2023, los hutíes dispararon varios misiles navales contra el MSC United VIII en el Mar Rojo después de que rechazara tres llamadas de advertencia.​ Informó de varias explosiones cerca de ella.​ Alertó a un buque de guerra cercano del grupo de trabajo de la coalición y realizó maniobras evasivas según sus instrucciones durante los ataques.

El buque portacontenedores Maersk Hangzhou, propiedad de AP Moller Singapore Pte. Ltd. Ltd. y en servicio con Maersk Line, fue atacado durante dos días a finales de diciembre. El 30 de diciembre, fue alcanzada por un misil terrestre, sufriendo daños limitados y sin víctimas. Al día siguiente, cuatro pequeñas cañoneras yemeníes intentaron atacar y abordar el barco. El propio equipo de seguridad Maersk Hangzhou los repelió. En respuesta a su llamada de socorro, se desplegaron helicópteros del USS Dwight D. Eisenhower y USS Gravely, que luego fueron atacados por los hutíes. Respondieron al fuego y hundieron tres de los barcos, matando a sus tripulaciones (diez militantes en total; el cuarto barco se retiró), provocando así las primeras víctimas conocidas de la crisis del Mar Rojo.

El 11 de enero, los hutíes dispararon un misil balístico antibuque contra las rutas marítimas internacionales en el golfo de Adén, que cayó en el agua cerca de un buque comercial, sin causar daños ni heridos.

El 15 de enero, los hutíes atacaron el MV Gibraltar Eagle con un misil antibuque, causando un pequeño incendio a bordo. El ataque [simple] no causó heridos ni daños significativos. Otro misil disparado anteriormente falló en vuelo y se estrelló en Yemen.

El 18 de enero, los hutíes lanzaron dos misiles balísticos antibuque contra el MV Chem Ranger, que viajaba de Yeda (Arabia Saudita) a Kuwait. Los misiles cayeron en el agua cerca del barco mientras atravesaba el Golfo de Adén, y no se reportaron daños ni heridos. Sin embargo, una publicación de los hutíes en las redes sociales afirmó que lanzaron varios misiles navales contra el buque, lo que resultó en impactos directos.

El 22 de enero, los hutíes afirmaron que atacaron el buque de carga militar estadounidense MV Ocean Jazz, pero no indicaron el lugar del ataque ni si se causaron daños. Sin embargo, la afirmación fue rechazada por el Comando Central de las Fuerzas Navales de los Estados Unidos.

El 6 de febrero, los hutíes afirmaron que habían atacado con éxito un barco británico y otro estadounidense en el Mar Rojo, a los que identificaron como Morning Tide y Star Nasia, respectivamente. Ninguno de los dos barcos sufrió daños importantes. Ambrey informó que un barco británico con bandera de Barbados sufrió daños menores en su puerto a 57 millas náuticas (106 km; 66 millas) de la costa de Hodeidah, y la UKMTO dijo que también recibió informes de que el costado de babor de un barco fue alcanzado por un proyectil al oeste de Hodeidah y se vio una pequeña embarcación cerca.

El 12 de febrero, los hutíes dispararon dos misiles contra el Star Iris mientras viajaba al sur del estrecho de Bab el-Mandeb, afirmando que se trataba de un buque estadounidense sin aportar pruebas. El ataque causó daños menores a la embarcación, pero no se reportaron heridos. El Star Iris venía de Brasil y se dirigía a Bandar Jomeiny, Irán. Pudo proceder a su siguiente puerto de escala sin más problemas.

El 19 de febrero, el portavoz militar hutí, Yahya Sarea, informó que el carguero británico Rubymar sufrió «daños catastróficos y se detuvo por completo» después de ser objetivo de ataque de los Hutíes. «Como resultado de los grandes daños que sufrió el barco, ahora corre el riesgo de hundirse en el Golfo de Adén. Durante la operación, nos aseguramos de que la tripulación del barco saliera sana y salva». El United Kingdom Maritime Trade Operations (UKMTO) confirmó el ataque y dijeron que tuvo lugar a unas 35 millas náuticas (65 kilómetros) al sur de al-Makha (Mocha) en Yemen. El gobierno británico dijo que el Rubymar estaba haciendo agua, que había sido abandonado y que la tripulación había sido llevada a un lugar seguro.​ Sarea añadió que que las defensas aéreas, en la Gobernación de Al Hudayda habían derribado un dron estadounidense MQ-9 Reaper «mientras llevaba a cabo misiones hostiles contra nuestro país en nombre de [Israel]».

Participación del gobierno iraní y norcoreano

Según funcionarios iraníes que hablaron con Reuters, el personal iraní está presente en Yemen, trabajando en conjunto con militantes de Hezbolá. Su papel consiste en dirigir y supervisar los ataques hutíes contra la navegación comercial. Los funcionarios declararon además que Irán ha aumentado su suministro de drones avanzados, misiles de crucero antibuque, misiles balísticos de ataque de precisión y misiles de alcance medio a los hutíes, desde el estallido de la guerra entre Israel y Hamás.

Según funcionarios de inteligencia occidentales, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní ha colocado un barco de recopilación de inteligencia para guiar los ataques hutíes contra los barcos que apagan las radios y los identificadores.​ Según el Instituto para el Estudio de la Guerra, es probable que se trate del Behshad que había sustituido al Saviz (que se había utilizado para suministrar armas e inteligencia a los hutíes hasta que fue objeto de un ataque israelí con minas lapa en abril de 2021).

Según la Voz de América, Corea del Norte habría enviado armas a los hutíes a través de Irán basándose en los escritos en hangul que se basaron en los misiles lanzados por los hutíes.

Presuntos crímenes de guerra

Los hutíes han afirmado que atacarían barcos independientemente de si los barcos contenían objetivos militares, lo que, según Human Rights Watch, constituiría un crimen de guerra. HRW también señaló que la detención de tripulaciones capturadas podría considerarse una toma de rehenes si se las detenía para obligar a un tercero a realizar o abstenerse de realizar cualquier acto como condición para la liberación o la seguridad del rehén, lo que constituiría una violación del derecho internacional humanitario y, por lo tanto, un crimen de guerra.

Impacto global

Los ataques hutíes han afectado el transporte marítimo hacia Israel y el comercio local, y el envío comercial al puerto de Eilat ha cesado casi por completo. En cambio, los barcos comerciales que vienen de Asia a Israel, así como algunos barcos comerciales que no están destinados a Israel, han comenzado a rodear África, lo que alarga el viaje unas tres semanas y aumenta los gastos.​ Hasta el 21 de diciembre, más de 100 buques portacontenedores habían sido desviados para rodear África, cada uno de los cuales sumaba alrededor de 6000 millas náuticas a la distancia del viaje.

Otro impacto de la participación de los hutíes fue que los costos de seguro para los barcos comerciales que atraviesan el mar Rojo han aumentado; Los barcos israelíes han experimentado un aumento del 250% y otros no pudieron conseguir ningún seguro.

Si bien los israelíes enfrentarían retrasos en la cadena de suministro y aumentos de precios, los efectos en la economía egipcia son más graves ya que el transporte marítimo a través del Canal de Suez contribuye con casi $9,4 millones a la economía egipcia, que sufre una crisis de deuda agravada por las perturbaciones comerciales con Israel debido a la guerra en Gaza.

Las principales compañías navieras suspendieron el tráfico de barcos a través del mar Rojo debido a los ataques, incluidas MSC,Maersk,CMA CGM,COSCO,Hapag-Lloyd,​ y Evergreen Marine Corporation.​ El 18 de diciembre, la multinacional británica de petróleo y gas BP también suspendió todos los envíos a través del mar Rojo.​ Maersk, que posee alrededor del 14,8% de la participación de mercado en el mercado mundial de transporte de contenedores,​ anunció el 25 de diciembre de 2023 que reanudaría sus operaciones pronto como resultado de la Operación Guardián de la Prosperidad.​ El 30 de diciembre, Maersk había reanudado las operaciones en el mar Rojo, pero las detuvo nuevamente tras los ataques al Maersk Guangzhou.

El 21 de diciembre, el director ejecutivo del puerto de Eilat dijo que la actividad del puerto había disminuido un 85% desde los ataques yemeníes al transporte marítimo en el mar Rojo.​ En cambio, muchos barcos tomaron una ruta más segura, rodeando África y el Cabo de Buena Esperanza,​ aunque esta ruta requiere diez días adicionales, gasta más combustible y requiere más tiempo de tripulación.​ La suspensión de un gran volumen de comercio a través del mar Rojo provocó una disminución del uso del Canal de Suez y, por tanto, fue un duro golpe para la economía egipcia.

A partir de enero de 2024, la mayoría de las aseguradoras marítimas exigen una garantía de no participación israelí para asegurar los buques para la ruta del Mar Rojo, y algunas exigen garantías sin interés de Estados Unidos o el Reino Unido y sin escalas en puertos israelíes en los últimos 12 meses.

Catar ha detenido los buques cisterna de gas natural licuado a través del estrecho de Bab al-Mandeb después de que los ataques aéreos liderados por Estados Unidos contra objetivos hutíes en Yemen aumentaran los riesgos en el estrecho. Teniendo en cuenta que Qatar es el segundo mayor proveedor de GNL de Europa, la suspensión a largo plazo de las exportaciones ha generado preocupación a medida que comienza la temporada de invierno en Europa.

Respuestas

En Oriente Próximo

En un discurso pronunciado en una exposición manufacturera tras el incidente del 27 de octubre, el presidente egipcio Abdelfatah El-Sisi instó a todas las partes en la guerra entre Israel y Hamás de 2023 a respetar la soberanía de Egipto y enfatizó que el ejército egipcio fue capaz de proteger al país en caso de más ataques.

A principios de diciembre de 2023, Israel pidió a los aliados occidentales que respondieran a las amenazas al transporte marítimo por parte de los hutíes; el asesor de seguridad nacional israelí, Tzaji Hanegbi, dijo que si las amenazas continúan, «actuaremos para eliminar este bloqueo».​ Se informa que el Consejo de Transición del Sur dijo en diciembre de 2023 que estaba dispuesto a cooperar con Israel para luchar contra los hutíes.

Operación multilateral liderada por Estados Unidos

Si bien la Marina estadounidense ha derribado cohetes y misiles hutíes en el mar Rojo, no ha tomado represalias contra quienes los disparan.​ En diciembre de 2023, tras conversaciones con aliados, Estados Unidos anunció la creación de un grupo de trabajo naval multilateral de escoltas protectoras para buques comerciales en el estrecho de Bab-el-Mandeb y la región del golfo de Adén.​ La operación, cuyo nombre en código es Operación Guardián de la Prosperidad, se lanzó formalmente el 23 de diciembre de 2023.​ Es similar a operaciones pasadas que protegían a los buques comerciales de ataques, incluso en el golfo Arábigo y el estrecho de Ormuz durante la «Guerra de los Tanques» de la década de 1980,​ y las operaciones de seguridad marítima en curso de la Fuerza de Tarea Combinada 153, la Marina de los EE. UU. Dirigió un grupo de trabajo con base en Baréin.​ La operación también ha sido comparada con la exitosa campaña naval multilateral de una década antes para combatir a los piratas somalíes frente al Cuerno de África, aunque los hutíes, a diferencia de los piratas somalíes, disfrutan del apoyo iraní y de mejores equipos y tecnología, como helicópteros, drones, misiles y lanchas rápidas.

Francia e Italia también han enviado independientemente recursos navales a la región, con la fragata Languedoc que interceptó drones lanzados desde un puerto controlado por los hutíes, mientras que Italia envió la fragata Virginio Fasan en el marco de la operación Mediterráneo Seguro.

Patrullas navales independientes

Francia, Italia e India han enviado activos navales de forma independiente a la región, con la fragata francesa Languedoc interceptando drones lanzados desde un puerto controlado por los hutíes, mientras que Italia ha enviado la fragata Virginio Fasan en el marco de la operación Mediterráneo Seguro.

Protestas pro palestinas

A mediados de enero de 2024, los informes indicaron que los manifestantes pro palestinos en Londres expresaron su apoyo a los militantes hutíes. Esto ocurrió poco después de que el Reino Unido y Estados Unidos iniciaran ataques contra objetivos hutíes en respuesta a los ataques del grupo contra barcos. Se observó a algunos manifestantes coreando consignas como «Yemen, Yemen nos enorgullece, da la vuelta a otro barco», mientras que otros mostraron carteles con mensajes como «Manos fuera de Yemen», «Gracias Yemen» y «Reino Unido + Estados Unidos quiere la guerra». «Yemen apoya a Palestina». «Gaza quiere vivir».

Véase también

Referencias

Enlaces externos